El fútbol es el deporte Rey por número de federados e importancia mediática. Es indudable que la tarta a repartir es grande, pero también la competencia. El marketing siempre trabaja sobre las emociones, pero qué duda cabe que el fútbol lo intensifica.

La principal diferencia entre el marketing en otros sectores y el deportivo está en los acontecimientos. El deporte, y concretamente el fútbol, está muy condicionado por acontecimientos puntuales. Aunque siempre hay que hacer una planificación a largo plazo, es cierto que lo aleatorio es más importante en el fútbol.

Otro aspecto que no ha de extrañar es que el fútbol levante pasiones. La adhesión sentimental a una marca es mayor en este caso y, muchas veces, transciende lo comercial. Este es el motivo por el que hablar de fútbol es hacerlo de un deporte con proyección social.

Eso sí, hay una serie de estrategias en el marketing en el fútbol que cuentan con un éxito contrastado. ¿Te apetece conocerlas mejor?.

Potenciar el merchandising corporativo

El merchandising corporativo es una opción interesante para generar ingresos y hacer branding. La identificación de un aficionado con sus colores es siempre un método interesante para aumentar tu presencia. Un equipo de fútbol local puede utilizar el orgullo de pertenecer a una localidad para difundir sus artículos.

Los equipos de fútbol con una marca global aprovechan el merchandising de dos maneras. En primer lugar, potenciando su marca como equipo. La segunda opción es potenciar la imagen de sus jugadores estrella o franquicia.

El merchandising puede ser de varios tipos. Las camisetas y Buzos son los productos estrella. Hoy puedes encontrar, también, gorras, llaveros, bufandas, artículos menores, o todo tipo de prendas de ropa. En definitiva, hay multitud de motivos que vinculan a un equipo.

Jugar con los horarios de los partidos

Los horarios de los partidos son una herramienta para generar valor por dos vertientes. En primer lugar, por las posibilidades de que asistan más personas a los partidos, caso de los equipos modestos. El segundo motivo, más habitual en equipos globales, es el aumento de ingresos televisivos.

La verdad es que los horarios en el deporte de alta competición han cambiado y tienen en cuenta el entorno, tanto de la localidad como exterior. Esta es una herramienta que, bien administrada, es muy útil para mejorar los ingresos del club.

Hay que recordar que el fútbol es hoy un deporte global. Los partidos de alta competición se escalonan de manera que los vea el mayor número de personas posibles. No ha de extrañar, pues, que no suela haber un horario fijo.

Uso intensivo de las redes sociales

El uso intensivo de las redes sociales en una condición sine qua non para tener éxito. Los aficionados al deporte son un target más bien joven y de mediana edad que está interesado en conocer las novedades de los equipos. Esta es la mejor forma de generar engagement y fidelizar a los clientes.

Hay que recordar que las redes sociales tienen que utilizarse con un cierto sentido. Hoy es importante la frecuencia, sí, pero no lo es menos la calidad de los contenidos. El community manager tiene la obligación de ser creativo y de tener capacidad de interactuar con los seguidores. Esto servirá, a medio plazo, para mejorar ingresos y abrir puertas.

Es importe remarcar que este punto ha tomado tanta importancia que ya no es una opción, sino una obligación. Pero un buen uso de Facebook, Instagram, Youtube y Twitter es útil porque aporta un valor añadido.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.